Así es como pensamos hacerlo

Cuarenta y cinco entradas. Treinta de ellas, como selección de las novedades que giran alrededor del 2008, el tercio restante dedicado a las reediciones. Tras ajustar borradores anteriores durante gran parte de la semana pasada, quedan algo más de veinte discos en la primera categoría y diez en la segunda. El resto, al menos en la primera categoría debería salir de escuchas de novedades y de rastrear discos del principio de año los cuales he ignorado o no he escuchado con la debida entrega. Respecto a las canciones, pensaba hacer cincuenta entradas. Sobre estas no he trabajado. Ya tenía esa cantidad en junio. Es algo que señala la extraña bonanza musical que hemos tenido este año. Desde hace meses pienso en lo diferentes que serán las listas este año. Uno se puede imaginar como sin repetir discos podría encontrar cuatro o cinco listas distintas en intenciones y gustos sin necesidad de recurrir al archiconocido argumento de haber excluido tal o cual referencia, todas ellas válidas. Quizá sea una exageración, pero en mayor o menor cantidad, muchos estilos musicales han tenido discos tal vez no sobresalientes, maestros, que redefinen los conceptos y suponen un acontecimiento en esa historia, pero sí discos notables, llenos de cosas, canciones, detalles, intenciones, posibilidades. Esto último es algo que considero importante decir, cuando leyendo ciertos medios o viendo o escuchando según que cosas, se tiene una impresión mucho más negativa que no se ajusta con una visión sin tantos complejos o tan centrada genéricamente. También tengo la impresión que esta abundancia no se repetirá el año que viene, que en muchos sentidos puede ser un año frustrante debido a la recesión. Durante el tiempo restante hasta diciembre seguramente haremos las cosas esperables en este blog, pero sopesaremos y nos haremos aburridos hablando de posibles discos candidatos. Sus sugerencias son aceptadas.

2 comentarios:

Iván dijo...

¿Estas seguro de que la recesión hará que salga menos música interesante? Yo creo que será al contrario!!!

anhh dijo...

De la recesión puede salir temática y sonoramente música muy interesante. Lo que no estoy seguro es si la gran mayoría se circunscribirá a aquellos artistas que tengan autoedición o en su caso, un estudio musical propio. Digamos que muchos sellos publican y tienen unas cifras bajas de ventas pero que les permiten ir saldando las deudas. Si las ventas varían un poco esto ya no se produce y el sello puede decidir no invertir en publicar discos nuevos o hacerlos en aquellos que sabe tendrá demanda (lo que normalmente implica no publicar “experimentos” o “rarezas”). Además no es simplemente la industria discográfica (y los distribuidores), también los estudios y los promotores. Prancehall comentaba una anécdota sobre el grime, que quizá sea exagerada en este contexto, pero que puede explicar lo frágil que puede ser la infraestructura de una escena. A principio de año, salían un montón de discos y mixtapes de grime, hasta que llegado un punto del año todo ese caudal desapareció por sorpresa. ¿La razón? Hay un número determinado de estudios donde se graba grime, digamos cuatro, uno cerró, otro estaba en reformas, otro creo que se inundó y el ordenador de Jammer petó. Eso fueron varios meses sin grabaciones. Obvio que es una escena muy concentrada geográficamente, pero la desaparición de determinados estudios o salas se pueden llevar más cosas de las que aparentan.

Pero supongo que también tendrá que ver con la música mainstream de la que hablamos por aquí (r&b, j-pop, girl-pop, teenpop, etc.). El disco de Keri Hilson ya se ha retrasado hasta diciembre como el disco de Ciara. Seguramente ninguno se publique este año. Además ahora que hasta están cambiando el aire de lo que puede ser una canción comercial (ver los nuevos singles de Ne-Yo o John Legend), tampoco me apetecería demasiado volver al “baby I need u”/ “dance baby”, ya se sabe, las fórmulas de lo que vende y funciona. No se si otra gente lo nota, pero este año en algunos de esos estilos ha sido un páramo (en cuestión de discos) y si estos se publican la promoción es nula y no funcionan. Quizá no sea nada de eso, pero hay cierta incertidumbre que está permitiendo que sucedan cosas que no pasaban hace años (Cee-Lo escribiendo para Solange con este productor de Alicia Keys y el próximo disco de ambos, por ejemplo) y sin apoyo (económico) dejarán de pasar. Pero me encantaría equivocarme.

Archivo del blog