½ 2009

Tras algún tiempo pensándolo y de manera literal, este sábado escribí mi primera lista de “lo mejor del año” del 2009. En realidad tampoco me pareció un momento óptimo para realizarla (algunos discos interesantes a priori que están a punto de publicarse (Wiley, Skepta, Perfume, Shiina Ringo, Silkie, Kryptic Minds, Keith Rowe con Sachiko M, Planetary Assault Systems, etc.), otros lo acaban de hacer aquellos que estoy escuchando en estos momentos y todavía no tengo una opinión clara al respecto (las reediciones de Monoton, Woebot, Hypnotic Brass Ensemble),, discos y nichos con los que tengo que tratar de ponerme al día (¿mi lista no es lo suficientemente wonky?, necesito escuchar con detenimiento más “minimal” porque hay algunas cosas bastante apañadas, o al menos escuchar unas cuantas referencias (¡Hola Jamaica!)), pero sería posponer la cosa de manera constante. Además como ahora mismo estamos un tanto aburridos de crítica musical (de leerla o fingir escribirla), suponemos que podremos dedicar más tiempo a disfrutar de la música. La lista no sigue orden alguno. Tengo pensado un número uno pero es una idea abstracta que primero debe materializarse. Supongo que pueden encontrar ausencias, digamos “importantes” (Martyn, Animal Collective, Fever Ray, Grizzly Bear, Bat For Lashes, Mastodon ¿por ejemplo?) pero no creemos demasiado en la posibilidad de que nuestros lectores (en el caso de existir) nos tengan como su única vigía, esos discos ya los encontrarán destacados en otros sitios, quitemos la grasa, usemos el espacio para otras cosas. Los cofres recopilatorios, como siempre, más que debido a la causalidad son una elección política.


Discos:

Buono! “2”
V.A. “Relay archive 2007-2008”
Sunn 0))) “Monoliths & Dimensions”
Ami Yoshida & Toshimaru Nakamura “Soba to Bara”
Annette Krebs, Rhodri Davies “Kravis Rhonn Project”
Dorian Concept “When Planets Explode” (?)
Henrik Schwarz, Ame, Dixon “The Grandfather Paradox”
Hildur Gudnadottir “Without Sinking”
Micachu & the Shapes “Jewellery” (?)
Newham Generals “Generally Speaking”
Phil Durrant, Lee Patterson, Paul Vogel “Buoy”
V.A. “Source Records”
DJ Sprinkles “Midtown 120 Blues”
V.A. “G-Spots, the spacey folk electro-horror sounds of the Studio G library”
Wildbirds & Peacedrums “The Snake”
Hecker “Acid in the style of David Tudor”
Andrea Neumann “Pappelallee 5”
Electrik Red “How To Be a Lady Vol.1”
Magma “Coffret Anniversaire Magma : Intégrale officielle des albums studios 1969-2009”
Olivier Messiaen “Messiaen: Complete Edition (¡32 CD!)”
Luc Ferrari 'L'œuvre électronique'
Elliott Carter “A Nonesuch Retrospective”
Kode 9 “Black Sun/ 2 Far Gone”/Joker & 2000F “Digidesign/You Don’t Know What Love Is”
Studio 1 “Studio 1”
Mordant Music “Picking O’er The Bones”

La lista de canciones es muy, muy, muy tentativa. He puesto aquellas canciones que recordaba (empieza por Vega porque era lo que había en la tele). Y sí, hay un poquito de más de funky, y sí, a pesar de eso no aparece Donae'o será por la ingenua esperanza de que su disco funcione o tal vez porque no me apasiona demasiado su estilo de interpretación vocal a pesar de que considere que muchos de sus temas marcan época y sí, soy un hortera y un populachero, y sí, es un poco pse pero uno es así en el fondo, y sí debería haber incluido los singles de Annie y Sally Shapiro porque me parecieron muy impresionantes la vez que las escuché pero tampoco me imagino escuchándolas más veces y sí, Maki Goto aparece en la lista por la simple razón de que no habría lista sin ella porque hubieramos decidido no continuar este año en lugar de quedarnos sin fuelle a mitad de la partida y sí, los temas que vienen acompañados por una símbolo de interrogación entre paréntesis son aquellas sobre las que aparecen las dudas por motivos diversos y sí, los tres nombres indies que aparecen juntos lo hacen por sonar seguidos un día en la MTV en una semana asquerosa de mi vida y sí, “Night Flight” es increíble pero sólo he escuchado un minuto y veinte segundos y sí, no me he olvidado de ninguna remezcla de Skream y sí, ya nos esforzaremos más en la de final de año. Me voy a esconderme debajo de una piedra.

Vega “Mejor Mañana
Lily Allen “The Fear
Dizzee Rascal “Bonkers
Morning Musume “Shouganai Yume Oibito”/ C-ute “Bye Bye Bye!
SNSD “Gee
AKB48 “10nen Sakura” (versión con subtítulos)
Starkey feat. Durrty Goodz “Gutter Music
Untold “Anaconda
Guido “Way U Make Me Feel
Miley Cyrus “The Climb
Jeanette “Undress to the Beat”/ Elize “Can You Feel It
Maki Goto “Fly Away”/ “Ravex” (¿en serio se llama así?)
Benny Anderson + Bjorn Ulvaeus “Story of a Heart”/ “2nd Best to None
Little Boots “Symmetry
Rich Boy “Drop”/ Dj Class “I’m the Ish” (?)
Richgirl “He aint wit me now (tho)”(?)
Mr. Vegas “I’m Blessed
Nina Sky “On Some Bullshit
Pj Harvey & John Parish “Black Hearted Love”/ Yeah Yeah Yeahs “Zero”/Animal Collective “My Girls
Blackout Crew “Dialled
The New Boyz “You Are a Jerk”/ The Bangz “We Jerkin
Agnes “Release Me”/ “On and On
Crazy Cousinz “Inflation
Perempay & Dee feat. Katie Pearl “Something in the Air
Geeneus “As I”/ “Emotions
Fuzzy Logik feat. Egypt “In the Morning
MA1 “Give It Up
Lil Silva “Seasons”/A.L. & Footsteps “Tell Me”/ Princess Nyah “Frontline”/DVA “Nasty Nasty Nasty
Attacca Pesante feat. Shea Soul “Make It Funky for Me
Drake “Successful
Maxwell “Pretty Wings
Kana Nishino “Kimi ni Aitaku Naru Kara


El disco más decepcionante que he escuchado durante todo el año:

The Vaselines “Enter The Vaselines”. Sonrojante, pajillero y patético. Para reírse de aquellos que hablan de “número uno en un mundo ideal”. Asco de mundo.

4 comentarios:

Iván dijo...

¿Al final no te gustó el de Mavado?

A mí tampoco me gustan The Vaselines, son uno de esos grupos de los que prefiero no opinar porque tengo la sensación de que hay un convencimiento tan absoluto de que son geniales que mis críticas pueden ser vistas como ataques furibundos cuando no, simplemente no me gustan.

anhh dijo...

El disco de Mavado lo escuché por primera vez, más o menos en las siguientes condiciones: cuatro-cinco días con el agua cortada por una fisura en una tubería, esperar a fontaneros o albañiles, limpiar, comer cosas que no necesitaran cocinarse, hacer el menor uso posible de la cisterna y acabar un tanto deshidrato y con fiebre. Y el filo que tenían los sonidos y las sensaciones de la música no he conseguido recuperarlos en escuchas posteriores, aunque supongo que podemos rescatarlo ahora que es verano…

Iván dijo...

A mí me gustó mucho, pero todavía no lo he escuchado las suficientes veces. A ver si me pongo yo también, que me gustaría hablar de él en el blog.

Por cierto, si quieres algo del Wire, dímelo, tengo subscripción digital :-)

anhh dijo...

Supongo que es una cuestión de malas asociaciones. La primera canción que me viene a la cabeza del disco es justo esa toma en directo que pincha el disco a la mitad, no el resto de canciones y hits. Supongo que sucede lo mismo con algunos libros en los que la impresión que uno tiene de ellos depende en gran parte de las condiciones externas en las que se produjo el intento de lectura.

¿The Wire? ¿Esa revista que pone a artistas electrónicos/maduritos alemanes posando con pañuelos al cuello? Tampoco conozco el resto del sumario… Debería suscribirme de nuevo, pero es que no le saqué gran partido. Al hacer la lista, repase por encima la sección de discos de los números de este año que tenía por si algún nombre se me había pasado y me encontré con bastantes reseñas de discos que había incluido que ni había leído. Además como digo, ahora mismo estoy un tanto hastiado de crítica musical o del modo en que la gente suele acabar discutiendo sobre música en casi cualquier sitio, de modo que en estos momentos prefiero no leer gran cosa (aunque sea de calidad y bien merezca la pena) más allá de novedades para evitar odiar el asunto. Leer, por ejemplo, las primeras críticas del disco de Little Boots donde la acusan de ser poco “innovadora” y por resumirlo en un término, de ser música pequeño-burguesa, cuando los “críticos” señalan como ejemplo de “innovación” “Stuck On Repeat”, es decir una mala copia casi literal de una canción disco de hace 30 en donde se pierden casi todas las virtudes del original y nos quedamos con la habitual indiferencia indie, le hacen a uno pensar, en verdad, si cuando se argumenta en torno a la “innovación” sonora se tiene realmente algo que decir o es una excusa para no desarrollar (de modo doloroso y largo) una serie de dudas que se tienen sobre lo que se ha escuchado, si realmente todo este “apoyo” a chicas en lugar de músicos indies es un movimiento conservador que se convierta en el mantra de “mira lo que nos pasó cuando dejamos las guitarras” (en España, ver la tormenta en una taza de té de Red Russian acusando a su compañía discográfica de sabotearla o una de las chicas que mencioné en una entrada al respecto en el blog, Zahara, que en teoría pone música a la vuelta ciclista este año) y volver al indie, aunque ahora cambiado y abierto de horizontes (al menos los de Pitchfork en lugar de los del NME) o al final de todo saber porque los críticos suenan más pequeño-burgueses que el propio disco (que sí, es un poco aburrido y de andar por casa, pero no se que clase de expectativas tenía la gente sobre la chica que hacía versiones en su cuarto de canciones de éxito, al menos el disco tiene la virtud de sacar de quicio a los “modernos”). Pero mejor no seguir…

En noticias menos alegres y que te pueden interesar parece que Hugh Hopper murió el domingo pasado.

Archivo del blog