La que uno espera sea una de las referencias ineludibles (junto a Carly Rae Jepsen) en casi cualquier lista de fin de año anglosajona…

  

Además el documental es más o menos interesante (a mi por ejemplo me interesó bastante la parte de sacar los vinilos de las cajas y firmarlos). Aunque todavía espero un documental experimental, o al menos una exposición fotográfica, titulada “Caras del público en un concierto de Swans”.

Archivo del blog