Leyendo esto.

 Alguna vez, en una entrada terrible, comentamos algo que parecíamos intuir en la estética de los compositores agrupados en Wandelweiser y que era en su apreciación por el objeto sonoro, tal vez alguna resonancia post-Heideggeriana. Dejando aparte que entiendo casi completamente la interpretación de la música de Manfred Werder incluída en este número, pero no demasiado lo que el compositor explica en la mesa redonda, y que por tanto sigo sin saber demasiado bien donde englobarlos, tal vez podamos añadir alguna que otra referencia al asunto.

 Se menciona que en la partitura de alguna pieza (desde hace años sólo incluye palabras y/o frases) hay una cita de Iain Hamilton Grant.

 “depths are not the transcendental, but rather the transcendental is the surface of the world, while both are physical” 

 De modo que si debe haber algo del acceso al mundo desde la esfera humana (aunque no se trata tanto de los condicionantes del software como de poder acceder al “mundo” en este momento, en este lugar, de este modo…). Por otra parte, Michael Pisaro deja caer en su texto para TACET el uso del concepto de “atmósfera” por el filósofo Gernat Böhme. En el artículo que he encontrado de este autor sobre el tema, quizá se puede intuir un algo fenomenológico que podría sugerir la presencia de Heidegger. La “atmósfera” es un algo intermedio (o que intermedia) entre la obra de arte y aquel que la percibe (uno de los ejemplos propuestos es un libro sobre jardines ingleses donde se indicaban sugerencias para crear una atmósfera emocional en el visitante mediante la puesta en escena y el uso de los materiales. Supongo que nuestras aventuras con este asunto continúan por aquí. Pueden escuchar una realización de algunas de sus piezas en Bandcamp:





Sin relación alguna, pero también se tarda un ratito en leer (11 páginas), este artículo sobre Christian Marclay en el New Yorker.

Archivo del blog