Hay una escena en el PV, donde el muchacho literalmente se prepara para arrimar la cebolleta pero sus expectativas se disuelven en el aire. Entonces se pone triste. Preguntándome si es gran parte de lo que hacemos diariamente.

Archivo del blog