Una serie de libros recién publicados o por publicarse que me resultan interesantes por un motivo u otro:



Una colección de textos sobre Laruelle (con entrevista incluida).



El último es una colección de textos sobre distintos tipos de otakus.



Esto, sin saber muy bien el número de páginas de cada artículo, son los contenidos:

Introduction mizuko ito
PART I. CULTURE AND DISCOURSE
1 Why Study Train Otaku? A Social History of Imagination
izumi tsuji
2 Database Animals
hiroki azuma
Japan's Cynical Nationalism
akihiro kitada
4 Strategies of Engagement: Discovering,
Defi ning, and Describing Otaku Culture in the 
United States 85lawrence eng

PART II. INFRASTRUCTURE AND PLACE
5 Comic Market as Space for Self- Expression in Otaku Culture
hiroaki tamagawa
6 Otaku and the City: The Rebirth of Akihabara
kaichiro morikawa
7 Anime and Manga Fandom as Networked Culturelawrence eng
8 Contributors v. Leechers: Fansubbing Ethics and a Hybrid Public Culture
mizuko ito

PART III. COMMUNITY AND IDENTITY
9 Making Fujoshi Identity Visible and Invisible
daisuke okabe and kimi ishida
10 Cosplay, Learning, and Cultural Practice
daisuke okabe
11 The Fighting Gamer Otaku Community: What Are They "Fighting" About?
yoshimasa kijima
12 "As Long as It's Not Linkin Park Z ": Popularity, Distinction, and Status in the AMV Subculture
mizuko ito

Al menos tres de los capítulos pueden ser adaptaciones de capítulos de libros sobre dicho tema escritos por los mismos autores (Azuma, Kitada, Morikawa). Quizá el que me resulta más interesante es el último de todos estos. Es un libro sobre un lugar geográfico, el distrito de Akihabara en Tokio y como su arquitectura y economía atrajo a los otakus.



Si alguna vez se han preguntado la razón de las fachadas cubiertas de neones que ilustran tantos momentos turísticos en televisión y cine, es porque cada planta de un edificio comercial se puede destinar a cualquier tipo de uso, y de este modo, cada negocio ha de anunciarse al exterior. Akihabara, durante algunas décadas se especializó en ser un lugar dedicado a la venta de electrodomésticos y electrónica. De modo que digamos, los “geeks”, comenzaron a abundar por la zona. La idea es que la geografía urbana ayudó a proyectar algunas de las ideas que los otakus tenían sobre si mismos. Los edificios no solían tener grandes comercios con escaparates, de modo que no eran lugares donde uno iba a exhibirse y en otro sentido, eran un lugar donde uno podía encontrar mundos “interiores”, mundos de consumo de ficción que apelaran a su fantasía. Es decir, sobre todo tiendas.

Entonces, al revitalizarse económicamente la zona mediante la atracción de este público, la presentación de los espacios y la publicidad trató de apelar a sus gustos, creando de hecho, una extensión de todo aquello que pudieran consumir en la intimidad de sus cuartos. El autor tiene en su web, una serie de galerías fotográficas (los cinco primeros links).


Como podrán comprobar en el último enlace, la Akihabara de los otakus es un espacio en el tiempo ya que el distrito se está gentrificando.


Si leen el artículo podrán ver o intuir que en parte, AKB forma parte de todo esto. Es decir, el modelo de negocio es el de un teatro musical. Quizá este gesto les suena de otras ciudades, donde este modelo es patrocinado para atraer al turismo, mientras las salas musicales para conciertos de rock se cierran. A mi me gustaría explorar más esta idea nada descabellada entre la relación entre gentrificación y música idol.

Muchos de los grupos locales (gotochi idol) que están surgiendo como la espuma tienen la función de establecer un modelo de negocio, más o menos pasajero, que revitalice el comercio de las zonas urbanas donde se instalan. También pueden servir para promocionar el turismo de la zona o sus productos gastronómicos. Quizá el ejemplo más descarado de esto sea este grupo, cuya formación estaba incluida en el proyecto de reforma del ayuntamiento. La música realmente puede cambiar el mundo.

Archivo del blog