Tres reflexiones tras ver “Sunny” (“Sseo-ni” de Hyeong-Cheol Kang)


- Es una película de una moral curiosa: ¿Si las dictaduras militares eran tan divertidas para qué derrocarlas? La violencia escolar es algo común, aunque la de antes era distinta. Las casas siempre son fantásticas independientemente del nivel de renta que tengas. Los maridos son distantes y tratan de salvar dicho problema mediante el dinero. La gente de la izquierda se puede reconvertir en miembros productivos de la sociedad. Sólo hay redención para algunos, usualmente aquellos que nos caen simpáticos.

 - Debe ser la película con más tacos que he visto en mi vida.

 - Es una película caudalosa y llena de vida que jamás te imaginarías pudiera salir de una combinación de películas “de mujeres”, comedias de pandillas adolescentes y nostalgia edulcorada por un tiempo pasado.