Y otra de las series de televisión definitorias de este año, termina (aunque se supone que debe continuar): la muy brutal “Attack on Titan”/”Shingeki no Kyojin”*.

   

 *(Oh, ya se, para ser una serie “importante” ha de ser norteamericana, tener antihéroes de protagonistas, generar pánico al spoiler, ser vista y comentada para no sentirse excluido del momento cultural y tocar temas “serios muy interesantes” aunque sea de forma narrativa y usualmente se lean como ejercicios de propaganda del “lado oscuro” (lo que algunos interpretan como ejercicio de reflexión intelectual, es algo “excitante” y “divertido” para otros espectadores). Otra delas series fascinantes de este año, es norteamericana, pero es sobre baile y la cancelaron tras la primera temporada).