El grupo que ocupaba la última entrada se ha separado hoy. Lo han hecho de una manera inenarrablemente lenta y dolorosa. Objetivamente, es entonces un buen vídeo para marcar el paso del tiempo, la reescritura de la memoria o el decaimiento y el abandono. Subjetivamente, ahora parece una broma sobre ellas. De modo que, subrayando la paradoja, y esperando que dure un poco más (aunque claro, vive en Chicago).